¿Cómo hacer una auditoría de seguridad informática?

¿Cómo hacer una auditoría de seguridad informática?

¿No estás seguro de si tu cortafuegos es eficaz? ¿No recuerdas cuándo se instaló el último parche de seguridad? ¿Te preocupa que los datos sensibles de tu empresa puedan acabar en la Dark Web? Ya es hora de realizar una auditoría de seguridad informática.

¿Qué es una auditoría de seguridad informática?

Una auditoría de seguridad informática es un análisis de los riesgos en los que incurre una empresa en términos de piratería e intrusión. Nos permite determinar los puntos débiles del sistema y las soluciones que hay que poner en marcha para remediarlos. Si buscas un proveedor de servicios para realizar esta auditoría, no dudes en ponerte en contacto con nuestra empresa. Podremos ofrecerte las mejores soluciones para garantizar la seguridad de tu empresa.

Cuando realizamos una auditoría, nuestros expertos examinan todos los aspectos de tu sistema informático:

Correo electrónico, estaciones de trabajo, routers, acceso wifi, servidores, etc. Buscamos fallos de software, posibles errores de configuración, así como la forma en que tus empleados utilizan la herramienta informática.

¿Por qué hacer una auditoría de seguridad informática?

Una auditoría de seguridad informática es esencial para aplicar una sólida estrategia de ciberseguridad. Las brechas de seguridad pueden tener consecuencias dramáticas para tu empresa, que van desde una ralentización del negocio hasta pérdidas financieras y una pérdida de confianza entre tus clientes, empleados y socios.

Al contrario de lo que podría pensarse, las auditorías de seguridad no son sólo para las grandes empresas. Afecta a todas las estructuras, incluidas las empresas muy pequeñas y las PYME.

Los resultados de la auditoría de seguridad te ayudarán a adaptar tu infraestructura a las ciberamenazas. Se indican qué equipos están obsoletos y qué medidas correctoras hay que poner en marcha. Más allá de la seguridad, la auditoría permite resolver problemas que perjudican el buen funcionamiento de tu equipo informático y, por tanto, tu rendimiento.

Por último, la realización de una auditoría informática es esencial para cumplir con el RGPD y garantizar la protección de los datos sensibles almacenados en tus sistemas.

¿Cuándo debe realizarse una auditoría de seguridad informática?

La auditoría de seguridad informática es un enfoque preventivo: no hay que esperar a que se produzca un incidente para hacerla. La anticipación y la reactividad son las claves de un sistema de información eficaz y bien protegido. También es esencial realizar auditorías periódicas.

De hecho, las técnicas de los hackers evolucionan constantemente. Por lo que hay que equipar tu infraestructura con las últimas tecnologías de seguridad y asegurarse de que se han realizado las actualizaciones necesarias.

Comprender el uso de la informática en la empresa

Una auditoría informática tiene dos partes principales: una parte técnica, con pruebas de penetración y exploración de vulnerabilidades, y una parte humana.

Como el error humano suele ser el talón de Aquiles de las empresas, empezamos por identificar los puntos débiles relacionados con las malas prácticas. Este primer paso consiste en entrevistar a los usuarios: el departamento de informático, si la empresa lo tiene, los administradores del sistema y los desarrolladores, si los hay, y más generalmente todos los empleados que tienen acceso al sistema informático.

Nuestra encuesta pretende hacer un balance de la utilización de la herramienta informática, pero también de su comprensión por parte de los usuarios.

Pruebas de penetración: para identificar vulnerabilidades

Tras la fase de análisis de las prácticas de la empresa, abordamos el aspecto técnico. Nuestros expertos en seguridad informática se ponen en la piel de los hackers para revelar posibles fallos, malware o defectos de configuración. Podemos realizar tres tipos de pruebas de penetración, presentadas aquí desde las más complejas hasta las más sencillas:

  • La prueba de intrusión de la “caja negra”. Cuando confiamos a uno de nuestros expertos la tarea de realizar una prueba de “caja negra”, no le damos ninguna información sobre tu infraestructura informática, que sigue siendo una auténtica “caja negra” para él. Todo lo que sabe es el nombre de tu empresa y tu sitio web. El auditor comienza por realizar una fase de reconocimiento, con el fin de encontrar brechas que le permitan entrar en tu sistema. A continuación, recopila información sensible utilizando técnicas de ingeniería social: se dirige a los empleados mediante phishing e intenta obtener, por ejemplo, su nombre de usuario y contraseña.
  • La prueba de intrusión de la “caja gris”. Simulamos una fuga de información sensible: documentos internos, el organigrama de la empresa o incluso diagramas de infraestructura. Nuestro auditor utiliza esta información para infiltrarse en tu sistema de información.
  • La prueba de intrusión de la “caja blanca”. En este caso, nuestro equipo de auditoría tiene acceso a toda la información que necesita para infiltrarse en tu sistema. La auditoría se parece más a una auditoría de seguridad interna que a un simulacro de ataque. Nos centramos en los defectos, las vulnerabilidades, la codificación de datos y los riesgos. También podemos realizar pruebas de estrés a tus equipos de red (cortafuegos, routers y wifi), para medir su resistencia a los ataques DDoS.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.